Columna

¿Hay alguna diferencia entre Peña Nieto y Manuel Velasco?

Como toda una producción de telenovela, es así como es descrita la vida del actual presidente de México Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera, mejor conocida en el mundo del espectáculo y las telenovelas como ‘La Gaviota’.

Muchos aseguran que en el actual gobierno federal solo manda Televisa, empresa que montó esa telenovela que unió las vidas de Peña Nieto y Angélica Rivera. Algunas de las preguntas en el aire son: ¿Están los mexicanos preparados para una nueva edición de telenovela de Televisa en Los Pinos?

Esta interrogante surgió ante la boda del Gobernador del estado de Chiapas con la actriz y cantante Anahí, de quienes se dice, están siguiendo los mismos pasos que EPN y ‘La Gaviota’.

Recordemos que Enrique Peña Nieto mantuvo una ‘relación amorosa’ durante algún tiempo con la actriz de Televisa, Angélica Rivera y contrajo matrimonio con ella durante su mandato como Gobernador del Estado de México. Manuel Velasco lo imitó, casándose con la actriz Anahí, también perteneciente a Televisa, una chica ex-RBD.

Dos hombres de la política a quienes les preocupa mucho cuidar su imagen

Manuel Velasco, al igual que Peña Nieto, se ha caracterizado por cuidar excesivamente su imagen y por ser protagonista de las conocidas revistas “de corazón” (periodismo con cierta relación de la cultura popular o sensacionalista, carece de interés político y es usado con fines de mercadotecnia o excentricismo).

De acuerdo al portal Megáfono.com, es sus tiempos como Gobernador del estado de México, EPN se hizo conocido por el millonario gasto en publicidad para promocionar su imagen, Manuel Velasco no se queda atrás y tan solo en lo que va de su gobierno en el estado de Chiapas, ha gastado más de 500 millones en dicho rubro, esto a pesar de que en aquel estado del sur del país, 7 de cada 10 personas viven en la pobreza.

Pero…¿que hay sobre Angélica Rivera y Anahí?

El vestido de novia de Anahí lo diseño Benito Santos, quien también es diseñador de La Primera Dama de México Angélica Rivera.

En el caso de la llamada ‘telenovela chiapaneca’, el vestido de Anahí fue una pieza única, supuestamente “artesanal” para plasmar la belleza chiapaneca, bordado por manos de costureras de ese estado. Lo que nunca se ha aclarado oficialmente es el costo del vestido, aunque se sabe, según el portal sinembargo.mx, que un vestido de diseñador famoso tiene un precio que oscila entre 100 mil y 300 mil pesos.

Anahí, a diferencia de Angélica Rivera, pasa a ser parte de un conjunto y no el elemento principal. Lo que abonaría la cantante en este juego es que su relación la presentaron como candorosa, juvenil y súper moderna: “una buena historia para ser consumida por jóvenes de los 15 a los 24 años y que en el 2018 serán claves en las urnas”, expresó Francisco Peralta Burelo, director del semanario Mesa42.

No sabemos si realmente están enamoradas de sus respectivos esposos, pero lo que sí, cuando los escuchan en algunos de sus discursos, quedan ‘hechizadas’…o quizás esa es la expresión que el ‘guion’ les indica poner ante el público. Mira las siguientes fotografías.

Tiene sus clubs de fans.

Tanto Peña Nieto como Manuel Velasco, tiene sus grupos de fanáticas. Las fans del Gobernador de Chiapas se hacen llamar ‘Las Weristas’.

Cuando llegan a un acto público, las mujeres enloquecen al ver a Peña Nieto y Manuel Velasco. Los saludos, abrazos, besos y hasta selfies no se hacen esperar. Así lo demuestran en sus redes sociales.

La estrategia es evidente, Manuel Velasco busca ser el candidato presidencial del PRI-PVEM en 2018. Andrés Manuel López Obrador ha confirmado también que participará, se podría enfrentar de nuevo, al igual que en 2012, con un candidato inflado por la publicidad y producto de una estrategia de mercadotecnia.

La pregunta ahora es…¿los mexicanos tendrán una nueva historia de telenovela en el poder?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

To Top